Skip to main content
The Official Site of the LA Kings

Kings News

AGENTE DE CAMBIO

by Staff Writer / Los Angeles Kings
Cuando los Kings elegieron a Dean Lombardi Presidente y director general en abril del 2006, era un voto para cambio. Con la libertad de reconstruir al equipo a su manera, Lombardi tuvo la opción de firmar agentes libres de gran salarios o hacer tratos – opciones que hubieran producido resultados imediatos.

To read this story in English, click here and turn to page 18 of Issue One of the Kings Royal Reign.

Pero eso hubiera cido un negocio práctico para los Kings de los ultimos 40 años. Lombardi buscaba más que un arreglo fácil, buscaba un plan para lo largo. Lombardi quiso ser un agente de cambio y en lugar de solo cambiar jugadores, cambió la cultura de la organización.

“Esta etapa”, dijo Lombardi, “se trata de reclutar y desarrollar”. Lombardi tiene un título de abogado de la Universidad de Tulane, pero cuando empezó con Los Ángeles, se encontró especializandosee en historia. Repitiéndolo, el supo, sería una receta para el desástre. Lombardi concluyó que los Kings necesitaban más, era poco de paciencia y bastante preparación.

Con eso en mente, Lombardi se dedicó a cambiar la fundación de los Kings en la misma manera que él hace todo – detalladamente. Antes de llegar a Los Angeles, Lombardi pasó los últimos siete años como el director general en San José. Eso era suficiente tiempo para darse cuenta de que la major manera de construir su equipo era del arco para afuera. La defense de los Kings ha estado baja en estatura en los años recientes, entonces Lombardi aumentó la linea azul. Pero con el énfasis de la liga para aumentar el movimiento de el disco sobre el hielo, Lombardi supo que no podría aumentar la estatura del equipo.

“Últimamente la meta es el modelo de Dallas”, dijo Lombardi. “Tienen jugadores que muevan el disco como Zubov, Sydor, y Chambers. Al otro lado tenían a Matvichuk, Ludwig, y Hatcher. Esa es una defense que puede jugar fuerte y con habilidad”. Por eso es que los defensores que Lombardi trajo al los Kings traen diferenetes estilos. Ultimamente él decea que Drew Doughty, Thomas Hickey, y Peter Harrold hagan juego con el estilo más físico de Matt Greene y Colten Teubert. Por supuesto también esta Jack Johnson, quien puede mover el disco hasta mañana o aventarte contra el.

Cuando Lombardi investigaba la organización, se dio cuenta que en pocas ocasiones han desarrollado porteros. Con eso en mente, el primer jugador que consigió era Jonathan Bernier, de la seleccion del equipo la primera ronda en 2006. Después agrego Jeff Zatkoff a la lista de reserva que también incluye Jonathan Quick – reclutado por los Kings en el 2005 – efectivamente aumentando las posiblidades de desarrollar un prospecto de si mismo.

La posición de portero, dice Lombardi, no solamente es la posición más difícil de pronosticar, pero también es la posición más defícil en las oficinas de los Kings.

“Es la posición más defícil de jugar y la más deficil de pronosticar,” dice Lombardi. “Tanto de esa posición es mental. No hay donde esconderce. Es parecido a ser un lansandor de beisbol: puedes tener toda la habilidad atlético en el mundo, pero si no eres fuerte mentalmente, vas a fallar. Tienes que hacer fuerte mentalmente para ser un portero”. Esos factores hacen qu el escojer un ganador dentro de las redes muy difícil. Pero Lombardi tiene un record tremendo. Durante su tiempo como el director general de los Sharks de San José, el reclutó y desarrolló a Mikka Kiprusoff, Evgeni Nabokov, y Vesa Toskala.

Si él y los Kings pueden encontrar un poco de ese exito con Bernier, Quick, y Zatkoff, Lombardi estará contento. “Si uno de esos tres pegan,” dijo Lombardi de el trio, “cantas allelujah”. ?Si uno de ellos resulta ser el próximo Kiprusoff, Nabokov o Toskala, los aficionados de los Kings participarán en el coro!

Lombardi adorna la pared de su oficina con su título de licensiado, per él siempre ha sido una persona de hockey. El creció jugando el deporte en Ludlow, Massachusetts y luego fue capitan de su equipo en la Universidad de New Haven (mientras se graduaba tercero en su clase). Lombardi dijo que ha tomado muchos días de trece horas para lograr los nuevos fundamentos de los Kings. Dado que Lombardi se casó con la hija de un jugador y entranador anterior de los Kings, Bob Pulford, es seguro decir que el juego de hockey tiene un papel en las otras once horas del día.

Entonces no es ninguna sorpresa que Lombardi quiere formar un equipo que comparte su sentido de pasión y compromiso para los Kings. “No se ganan campeonatos con mercenarios”, dijo Lombardi. Por eso es que él pone de primer lugar a jugadores hechos de casa.

“No creo que puedes construir un equipo con orgullo sin que la mayoría de tu equipo sea de tu sistema”, dijo Lombardi. “Jugadores como Anze Kopitar, Dustin Brown, Alexander Frolov, Jack Johnson…con ellos son que construyes”. Lombardi tomó un gran paso adelante en segurando esa fundación cuando extendió el contrato de Brown a seis años la temporada anterior. Dice que le gustaria hacer lo mismo con Kopitar y Johnson.

“Hemos comenzado las negociaciones con los representantes de Kopitar y Johnson”, Lombardi dijo eso cuando se escribió este artículo. “Esperamos continuar con eso y seguir adelante de los demás en las misma manera que estuvimos con Brown. Es muy importante tener nuestros jugadores jovenes bajo un contrato”. Antes de comenzar su carrera como director asistente general con los North Stars de Minnesota, Lombardi pasó siete años como un agente de jugadores. Esa experiencia le ha dado una punta de vista unica en negociaciones de contrato.

“Parte de la estrategia de un agente es esperar hasta el último minuto pensando que es lo más ventajoso”, dice Lombardi. “Queremos vernos ha la mitad con todos. Lo importante es que los tratos tengan sentido para la organización y el jugador”. Aunque Lombardi sea un hombre de hockey, él saca de el béisbol para explicar como identificar y retener talento.

“Vamos a construir esto como los Atletas de Oakland o los Twins de Minnesota”, dijo el. “Vamos hacer las cosas pequeñas bien hechas, vamos ha reclutar y desarrollar. Pero vamos a mantenerlo todo junto como los Yankees. Vamos a hacer estos contratos y los vamos a hacer bien hechos”.

Lombardi habla de sus cinco pilares de la infraestructura de un equipo en la NHL – la búsqueda, el desarrollo, los afiliados de las ligas menores, el equipo profesional, y el lado de negocio – pero dice que su satisfacción mas grande como un director viene de halgo más allá. Nada trae un sentido de cumplimiento mas que ver un grupo de jugadores jovenes hacercarse juntos y compartir un orgullo común en la organización.

“Tuve gente cercana que fueron a Vietnam”, Lombardi dijo. “No regresaron contando cuentos de guerra, al contrario regresaron hablando de las amistades que formaron para el resto de sus vidas. Esto es lo que un atleta más aprecia y lo más gratificante para un director general”.

Lombardi no miente en evaluar la potencial de su equipo en la division Pacífica.

“Los tres equipos en nuestra division (San Jose, Dallas, Anaheim) todavía están dentro de los más altos”, dijo Lombardi. “Eso lo hace más difícil para nosotros, pero también no nos permite creer que somos mejor de lo que somos”.

Lombardi no anda con bromas cuando habla de su visión para los Kings. “Nuestra meta es de alcanzar el modelo de Detroit donde todos dicen, ‘son de los mejores cuatro”.

Cuando Lombardi tomó cargo de la franquicia, tuvo la oportunidad de reconstruir el equipo a su manera. Pero no fue barato. También heredó la historia de una organización de cuatro décadas y un aficionado apasiondao y fiel. Lombardi entiende la frustración de ese grupo. “Han sido golpeados por cuarenta años”, explica Lombardi. “Y la gente al otro lado de la calle ganaron la Copa Stanley”.

Lo que más revela la organización es el análisis de Lombardi sobre la historia de los Kings.

“No se si está organización alguna vez tuvo un plan”.

Ahora lo tiene.

Written by Doug Ward; translated by Jason Barquero

View More