Skip to main content

Nueva mentalidad, nuevo look y renovada voz dentro del vestidor

La nueva apuesta de los Sharks, su urgencia de trabajo, y una minigira bajo la lupa frente a su afición

Por René Romano | Independent Editor @renermomansport / NHL.com/es

Platón dijo que el comienzo es la parte más importante de la obra. Y lo creo. Lo visualizo y lo confío en ser así.

Es más, sin un movimiento brusco necesario-según Albert Einstein- y urgido como el que les ha sucedido a varios equipos alrededor de la NHL, pero más en el caso de San José, curiosamente, todos los grandes hechos y todos los grandes pensamientos tienen un comienzo ridículo, ya sea para el bien o para el mal, pero con grandes planes a futuro. 

Y es que todo inicio es parte de ese 'gran plan', uno que, a pesar de un lento debut en el banquillo de Bob Boughner (tras la derrota ante Rangers), se prevé pero no de forma inmediata. Por lo menos en la ciudad norteña de San José.

Hay que tomar en cuenta muchos factores. Primero, que un proceso no es un partido. Segundo que no hay una fórmula perfecta o una varita mágica que enmendé errores o viejas tendencias, y tercero, pero más importantemente, que hay que darle tiempo al tiempo, y su espacio para que, todas las piezas encajen acorde y funcionen como un verdadero motor. 

 

[Leer más: Tiempos de cambio en San José; Danza de despidos en NHL]

 

Ante los New York Rangers, en el debut de Boughner, encajaron más de cinco goles, seis para ser exactos. 

Algo que hasta el día de hoy, les ha sucedido en cuatro ocasiones en una temporada que a duras penas los ha visto jugar en un 'tantito más' de 30 ocasiones.


POCO AGUANTE

Adicionalmente, ya suman cuatro derrotas al hilo en tiempo reglamentario y, parecen estar encaminados a otra larga racha de partidos perdidos al hilo, a menos que algo encaje, cambie, y les sonría por fin.

Y es que mientras volvieron a 'recibir' una vez más en el 'play', en su beneficio, anotaron más de dos veces por primera ocasión en un mes, por lo que de primas a primeras, no requiere ni a un Platón o un Einstein para saber que hay mucho trabajo por hacer.

Uno que recalcamos, debe iniciar paso a paso, y mientras en el rubro de anotaciones en necesario, se ve más urgido en el tema de una voz en el camerino que inspire, motive, y no deje desmayar.

Cierto, la cifra de puntaje y goles es raquítica por si nadie se había dado cuenta, sí, todos sabemos ocupan un puesto dentro de la dificilísima división del Pacifico, donde un tropiezo te sube o te baja a fondo, pero eso no es una válida excusa, ni menos una explicación.


REALISMO, CAMBIO…

Empero, de momento, son vigésimo cuartos en la Liga, algo inadmisible para un equipo 'de playoffs' -que la temporada pasada se despachó a Golden Knights y al Avalanche- y que, en 34 partidos (hoy en día), únicamente ha logrado forjar 15 victorias versus 17 derrotas y un par de partidos perdidos en el shootout.

Por si eso fuera poco está su raquítica cuota de goleo, que está en 90 goles a favor, ante los 119 encajados, promediando 2.65 a favor por partido y 3.50 en contra, además de un exagerado menos 29 en el diferencial de goles. Algo que cualquier 'tiebreaker' o sprint final hacia un playoffs se reiría de ellos.

¿Más razones por el cambio? El gerente general de Tiburones Doug Wilson hizo lo correcto. En el idóneo momento. Aun no haya sido placentero para algunos.

"Vamos a cambiar algunas cosas, en cuanto al sistema", dijo Couture sobre este nuevo 'venture'. 

"Creo que (Boughner) es un tipo de entrenador, y Pete era de la misma manera, muy a su manera. A tal grado que, los chicos querían jugar para él, como ahora quieren hacerlo para Boughner."

"(DeBoer) le dio a este grupo todo lo que tenía", dijo el defensa de los Sharks, Erik Karlsson. "Desafortunadamente, no hemos cumplido con los estándares que teníamos para nosotros mismos, y lo primero que sucede en una situación como esta es que el entrenador se ve obligado a irse. Ahí es donde estamos. Con borrón y cuenta nueva y mucho por mejorar."


A TRABAJAR…

¿Varita mágica? ¿efecto dominó? ¿proceso? Aquí sigue pesando más el tema de la mencionada voz de vestidor, ya que sus jugadores son totalmente capaces de revertir situaciones adversas, pues en efecto tienen la virtud de reacción. Algo que han demostrado en un par de remontadas por lo menos, donde se les vio una mirada distinta en la retina. Una motivadora, y que Pete DeBoer ya no podía influenciar. 

Y es que por mucho que la mayor parte de los jugadores de Sharks respetaron a Pete DeBoer y otros miembros de su cuerpo técnico, sienten que podría haber sido el momento de un cambio.

"Probablemente, sí", dijo el centro Joe Thornton, quien jugó en su juego número 1,600 de la NHL en la derrota ante los Rangers. "Me encanta Pete. Pete es un entrenador fantástico. Él llevó a este equipo a donde nunca había estado antes. Nada más que un gran respeto por Pete. 

 

"Pero podría haber sido el momento de una nueva voz."

Vea, y es que, un día después de que DeBoer y los asistentes Steve Spott, Dave Barr y Johan Hedberg fueran cesados por los Sharks (15-16-2), el equipo pasó por su primer sesión de entrenamiento matutino liderado por el entrenador interino Bob Boughner y su equipo con Roy Sommer, Mike Ricci y Evgeni Nabokov.


VIEJOS CONOCIDOS

Sommer conoce al equipo, pues ha sido el entrenador de la afiliada de la AHL de los Sharks durante las últimas dos décadas, y Ricci y Nabokov han trabajado en el desarrollo de jugadores con los Barracudas en los últimos años.

"Es una perspectiva diferente, pero no creo que haya sido el problema principal", dijo Brent Burns sobre DeBoer y su personal. "Hicimos muchas cosas buenas juntos, pero tenemos que arreglarlo. Este camino hay que enmendarlo."

Los Sharks, en el sexto lugar en la División del Pacífico y a menos de una decena de puntos atrás del segundo puesto de comodín en la Conferencia Oeste están ya dentro de las puertas de un 'homestand', por lejos crítico, de seis partidos en casa al hilo, y siete cuando se toma en cuenta la derrota en el debut de Boughton.

 

[¡Síguenos en Twitter @nhlespanol para contenido exclusivo y noticias de la NHL!]

 

"Espero que este cambio, nos lleve a la senda ganadora", dijo Thornton. "Creo que tenemos grandes expectativas en este equipo y no se han cumplido hasta ahora. Así que espero que podamos volver a ganar algunos juegos."

"Está en todos nosotros ", dijo el capitán de los Sharks Logan Couture. "Cuando sucede algo así, como jugador, cuando un entrenador pierde su trabajo, sientes que eres parte de la razón."

Y no es para menos, pues en efecto, esta es la primera vez que muchos jugadores de Sharks han pasado por un cambio de entrenamiento a mitad de temporada

"Dejas de lado el hockey. Como ser humano, estás molesto porque ya no podrás trabajar con ese grupo y verlos todos los días ", dijo Couture. "Hablé con la mayoría de ellos y les dije que me divertía mucho venir a la pista y jugar para ellos."


CON EFECTO INMEDIATO

Entre las buenas nuevas, y lo que ofrecerán Sharks a corto lapso y en nueva era está el de mayores ajustes en las líneas delanteras.

En los entrenos matutinos de Boughner ya se ven algunos ajustes a las líneas de ataque. 

En particular, Tomas Hertl, que ya juega como extremo en la segunda línea con Thornton y Kevin Labanc. Hertl ha jugado principalmente como el centro de segunda línea las últimas dos temporadas, y Thornton ha sido principalmente el centro de tercera línea.

La línea superior ya ve a Couture con Evander Kane y Timo Meier, y la tercera línea contó con Barclay Goodrow en el centro con Patrick Marleau y Joachim Blichfeld en las alas. Blichfeld en tanto, está haciendo su debut en la NHL después de liderar a las Barracudas en puntos (19), goles (nueve) y goles de juego de poder (tres).

Algo que promete, pero que no garantiza, por lo que, será una cuestión de comprender que:

Un proceso no es un partido. Segundo que no hay una fórmula perfecta o una varita mágica que enmendé errores o viejas tendencias, y tercero, pero más importantemente, que hay que darle tiempo al tiempo, y su espacio para que, todas las piezas encajen acorde y funcionen como un verdadero motor. 

Por lo menos el que pretender ser y tener.

Ver más

El sitio web de NHL la utiliza cookies, imágenes gráficas web, pixeles de seguimiento, objetos Flash y tecnologías similares relacionadas ("Cookies"). Al utilizar nuestros servicios en línea, dentro de la web, nos da consentimiento a practicar y ejercer nuestras pólizas descritas, dentro nuestras políticas de privacidad y términos de servicio, incluida y no ajena a la póliza de 'cookies'.